Panorama notturno di Hamedan, ritenuta antica capitale dell’impero persiano, di Amirr1367 - Opera propria, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15605367

Sobre la corta vida de la “asociación estratégica” ruso-iraní
por Nazanín Armanian - Público.es
leggi in [ita]

Tan sólo seis días después del anuncio del despegue de los aviones de combate rusos desde Irán para atacar posiciones yihadistas en Siria el 16 de agosto, ambos países han tenido que poner fin a la peligrosa hazaña. La fuerte presión de EEUU, Arabia Saudí e Israel, así como la opinión pública iraní, han disuelto lo que iba a ser una “asociación estratégica” entre ambos países.
Esta base aérea, creada en 1960 para neutralizar una posible “invasión soviética” desde las montaña de Zagros, está ubicada en la milenaria urbe de Hamedan, la capital antigua del imperio persa y la ciudad que vio nacer a Avicena, el “Príncipe de médicos”. Hamedan ya había estado unida, de alguna manera, con los rusos: el 9 de julio del 1980 la URSS avisaba al Partido Comunista de Irán, el Tudeh, del plan de un golpe de estado organizado por EEUU (parecido al del 15 de julio del 2016 de Turquía) desde esta base para derrocar a la teocracia recién instalada en Irán. El alzamiento, así, fue abortado.
Era la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que aviones militares extranjeros aterrizaban en Irán. El fuerte sentimiento soberanista de la nación iraní impedía durante el reinado de Mohammad Reza Pahlavi, El Sha (1944-1978), que EEUU pudiera instalar bases militares en éste país que compartía 1600 kilómetros de frontera común con la URSS, teniendo que conformarse con colocar algunos artilugios de espionaje.
Entre Rusia Y Eeuu
La decisión de ceder el uso de la base aérea iraní de Hamadan a los rusos fue tomada por los militares y el jefe de estado, el ayatolá Jamenei, a espaldas del parlamento, porque “no le incumbía”, afirmaron. Varios diputados cuestionaron tanto la legalidad de la presencia de aviones de combate extranjeros en Irán, como autorizar a un país extranjero a usar la tierra iraní para bombardear a otro.
Entre los motivos que llevaron a ambos estados a entrar en este peligroso juego, están:
1. Poner fin al conflicto de Siria, intensificando los ataques sobre los grupos rebeldes y terroristas. Ya no pueden continuar con la pesada carga económica que les supone participar en este conflicto: ¡Arabia Saudí, que apoya a los yihadistas, ha conseguido sus objetivos al bajar los precios del petróleo! Rusia pasa a la acción al ver que Obama no sólo ha aparcado el “Plan de paz” que firmaron el marzo pasado para una transición política en Siria, sino que ha vuelto a armar a los yihadistas del Frente Al Nusra en los actuales combates de Alepo. Por lo que decidió cambiar la ruta de sus aviones, trasladándolos a Irán, para engañar a los satélites de las potencias (¿israel?), que suelen avisar a los yihadistas del despegue de las aeronaves rusos, facilitándoles la huida.
2. Irán se acerca a Rusia por la decepción que se ha llevado del Occidente tras la firma del acuerdo nuclear el año pasado. Le acusa del incumplir su promesa de cooperación económica, manteniendo las sanciones financieras sobre los bancos iraníes. aunque también son conscientes de que, a pesar de la “amistad”, Rusia seguirá impidiendo la construcción de los gasoductos iraníes a Europa.
3. Teherán no se puede permitir la desaparición de su aliado Bashar al Asad; le necesita para disuadir a Israel en su tentación de atacar a Irán. La primera razón de la guerra de Siria ha sido romper el Eje de Resistencia a Israel, desmantelando el estado sirio justamente por ser la “Profundidad estratégica” de Irán. Washington, mientras entrega a Tel Avive un paquete de ayuda militar de 40 mil millones de dólares, ha sometido a Irán a un embargo militar al menos para las dos próximas décadas.
4. Irán cree que una estrecha cooperación militar con Moscú cohíbe a Arabia Saudí (su actual enemigo número uno) a provocar un conflicto directo.
5. Rusia, con esta operación pretendía fortalecer su imagen como potencia internacional, cumpliendo los objetivos de la “Doctrina Putin”. Que dos socios de la OTAN, Chipre y Turquía le hayan ofrecido utilizar sus bases militares, es toda una confirmación de este estatus.
6. La creación del temible triángulo Ankara-Moscú-Teherán, le permitirá a Vladimir Putin negociar con EEUU sobre la decisión de la OTAN en su última cumbre en Varsovia en julio pasado en estrechar el cerco militar alrededor de su país.
7. Tras recuperarse del estado de shock en el que se encontraba por este “atrevimiento” de Rusia e Irán, la Casa Blanca les acusó, sin argumento, de haber infringido el acuerdo nuclear entre Irán y los 5+1. Que de repente Teherán y Moscú anunciaran el cese de esta controvertida fórmula de alianza anti terrorista en Siria (y además centrada en bombardear a los aliados de EEUU), se debe a la contundencia de la advertencia de Washington que les ha recordado que su papel debería ser convencer a Asad a dejar el poder que no salvarle.
8. Días antes, Washington perdía a Tayyeb Erdogan, quien le acusaba de organizar el intento del golpe de estado del 15 de julio. En su encuentro con Putin, el líder turco ofrecía su apoyar los planes de paz rusos para Siria, a cambio de que Kremlin impidiera la desintegración de Siria, y por lo tanto la creación de un Kurdistán autónomo. Los recientes bombardeos de la aviación de Siria sobre las posiciones kurdas también responden a esta nueva política de Rusia.
9. Washington, ante las presiones de Arabia saudí e Israel, vuelve al ‘plan B ’que contempla el fin de Asad y la partición de Siria, aumentando el cerco alrededor de Irán.
10. Pero, los intereses propios de EEUU estarían en peligro, no por la suerte que pueda correr el pobre y destruido país de los sirios, sino por los megaproyectos firmados entre los rusos e iraníes (las dos principales reservas del gas del planeta) entre los cuales está el Corredor Internacional de Transporte marítimo y terrestre Norte-Sur (NSTC, por sus siglas en inglés) de 7. 200 kilómetros que conectarían Irán y Rusia con la India, Oriente Próximo, Cáucaso, Asia Central y Europa, que completará la Nueva Ruta de la Seda China. El acuerdo de NSTC, firmado en 2000, no sólo reducirá los costos y la duración del transporte comercial, sino también competirá con el Canal de Suez, reduciendo el peso de geopolítico de los países que lo controlan. De hecho, el llamado “El Gran Juego” fue nombre dado a la batalla entre las potencias mundiales por el control de estas mismas aguas del Mar índico y el Golfo Pérsico al inicio del siglo pasado. Y también fue por este mismo afán por el que la CIA y el MI6 crearon en 1978 a los yihadistas afganos, los padres del actual ISIS: su misión fue derribar el gobierno marxista de Afganistán, impidiendo el acceso de la URSS a dichas rutas comerciales.
Obama, que hubiera deseado acabar su mandato inaugurando la embajada de EEUU en Teherán, dejará que su sucesora decida el qué hacer con Irán, el principal botín de las guerras de Oriente Próximo.

Stampa

Italian Media s.r.l. - via del Babuino 107, Roma, c.a.p. 00187, p.IVA 09099241003, edita il settimanale Italiani con registrazione al Tribunale di Roma n. 158/2013 del 25.06.2013 - email: info@italianmedia.eu

NOTA! Questo sito utilizza i cookie e tecnologie simili.
Questo sito usa i cookie per migliorare la tua esperienza d'uso e usa cookie di terze parti. Proseguendo nella navigazione si presta implicitamente il consenso all’utilizzo di questi strumenti. Si rimanda alla nostra privacy policy per maggiori informazioni e per la possibilità di negare il consenso.